ANDARRÍOS CHICO (Tringa hypoleucos)


Andarríos chico (Tringa hypoleucos)



El andarríos chico es un ave limícola y migratoria, del orden de los caradriformes, perteneciente a la familia de los escolopácidos. Se encuentra ampliamente distribuida por toda Europa y por las regiones templadas de Asia.


Buena parte de la población europea emigra hacia el S durante el otoño, hacia sus estaciones de invierno en el Mediterráneo y en el África septentrional, ecuatorial y austral. El viaje se emprende entre los meses de julio, hacia finales de éste, y octubre. Es en estas fechas cuando visita el archipiélago canario, permaneciendo algunos ejemplares en él durante todo el invierno.


El regreso a sus áreas de cría se produce durante la primavera, concretamente entre marzo y mayo. Y es entonces cuando los canarios tenemos la posibilidad de volver a disfrutar de su presencia.








Esta ave se caracteriza por exhibir un cuerpo alargado y unas patas cortas. Mide entre 19 y 21 cm de longitud y su envergadura oscila entre los 35 y los 40 cm, según individuos. De la misma manera, su peso está comprendido entre los 40 y los 45 gramos.


Por lo que se refiere al plumaje, las partes superiores del cuerpo de este animal son de un color pardo oliváceo liso. Pero, sobre todo en época de cría, una observación más detallada permite apreciar cierto moteado más oscuro. Las alas son puntiagudas, también pardas, más oscuras en los bordes y extremos, con franja alar blanca característica que sólo se aprecia en vuelo. El obispillo y la cola son igualmente pardos, luciendo ésta bordes de color blanco. Las partes inferiores, por su parte, son blancas. A ambos lados del pecho destacan dos cuñas de plumas pardas, circunstancia ésta que sirve para identificar inequívocamente la especie. Una observación detallada permite apreciar cierto barrado parduzco en el cuello y el pecho. No existe dimorfismo sexual en la especie. 


El pico es de color marrón, oscuro, con la base amarillenta. Las patas son, por el contrario, verde grisáceas. Están adaptadas para andar sobre el agua, con el dedo posterior mucho menor que los tres anteriores y ubicado más arriba que éstos.


Por lo que hace referencia a su comportamiento, esta ave es muy activa. Cuando se encuentra en el suelo, acostumbra a adoptar una postura más bien agachada, con la cola levantada mientras balancea la cabeza. Se mueve constantemente, caminando o corriendo en demanda de alimento. 


Suele mostrarse sola o junto con su pareja. Para poder apreciarla formando parte de un grupo, hay que esperar, al menos en Canarias, al vuelo migratorio del paso otoñal. 


Este animal es muy asustadizo. Cuando se siente amenazado alza el vuelo, sobrevolando el agua con las alas rígidas y arqueadas hacia abajo en vuelo rasante, tras emitir una voz de alarma, un chillón “tui-sii-sii”. Como se ha indicado ya, sus alas son puntiagudas y rectas y el andarríos vuela batiéndolas rápidamente y alternando el aleteo con cortos planeos.


El canto de esta especie es una versión más rítmica y larga de su llamada de alarma.






El andarríos chico se alimenta principalmente de insectos, aunque también engulle otros invertebrados, tales como pequeños moluscos, crustáceos y gusanos.







Estos animales regresan a sus territorios de cría en abril o mayo, y lo hacen con las parejas ya formadas. Enseguida se apoderan  de un tramo del curso de agua en el que se han decidido a realizar la puesta, coto que defienden con brío ante cualquier intruso, y establecen los nidos.


El nido consiste en una cavidad con forma de copa que excavan en el suelo, en sustrato arenoso o pedregoso o, incluso, entre la hierba, que luego recubren sucintamente con hierba y hojas. En otras ocasiones estos andarríos ocultan sus nidos bajo la vegetación que crece al borde del agua.







La puesta se produce entre abril y junio, estando constituida por cuatro huevos de color crema, moteados con manchitas pardo-rojizas.

 

La incubación de los huevos corre a cargo de los dos progenitores, que se turnan en esta tarea durante 21 o 22 días. Eclosionados los huevos y nacidas las crías, nidífugas, el padre y la madre vuelven a compartir la responsabilidad de sus cuidados. Finalmente, a los 30 días aproximadamente, los polluelos comienzan a volar.






El andarríos chico se establece en los cursos de los ríos y arroyos, gustando de sus orillas pedregosas y arenosas, de sus terrenos aluviales y de los islotes cubiertos de hierba, arbustos y árboles que acogen en su cauce. Justamente porque se establecen en las riberas de los ríos, siguiéndolos hasta las montañas, es por lo que podemos divisarlos en una amplia variedad de hábitats que incluyen, incluso, el de alta montaña durante la estación de puesta y reproducción. Para anidar evita siempre las aguas estancadas y las orillas fangosas. 


Durante la estación invernal, cuando visita Canarias, frecuenta  las aguas dulces que ofrecen las charcas, presas o barrancos situados en el interior, aunque también puede vérsele en la costa, en las salinas, los saladares o en las playas arenosas.


Por lo que respecta a nuestro archipiélago, el andarríos chico es un ave invernante y de paso regular, de fácil avistamiento, especialmente entre los meses de noviembre y febrero.


Durante los períodos de paso, y en invierno, se producen avistamientos en todas las islas. En Gran canaria puedes verlo en la costa de Arinaga, en el Castillo del Romeral y en Maspalomas. Nosotros lo hemos visto en la Charca de Maspalomas y en la zona intermareal que se abre delante del centro comercial “Las Terrazas”.


ISLAS CANARIAS





Andarríos chico (Tringa hypoleucos) . Foto de Adán López Alemán. Nikon D90 + Nikon.18 - 105 mm / f 3,5 - 5,6 G DX Ed VR. Febrero 2013


Andarríos chico (Tringa hypoleucos) . Foto de Adán López Alemán. Nikon D90 + Nikon.18 - 105 mm / f 3,5 - 5,6 G DX Ed VR. Febrero 2013


Andarríos chico (Tringa hypoleucos) . Foto de Pedro Afonso Padrón. Nikon 5100 + Nikon.18 - 105 mm / f 3,5 - 5,6 G DX Ed VR. Febrero 2013






Lo aquí expuesto se ha entresacado de los cuatro libros reseñados más abajo. Los dos primeros son lecturas obligadas si realmente estás interesado en las aves de nuestro archipiélago. Son amenos, teniendo en cuenta el tema que tratan, y están profusamente ilustrados. En fin, los libros en cuestión son:


1. Guía de las aves de las Islas Canarias. José Manuel Moreno. Interinsular canaria.


2. Aves del Archipiélago Canario. Aurelio Martín y Juan A. Lorenzo. Francisco Lemus Editor.


3. Aves de España y de Europa. Varios autores. Editorial Susaeta.


4. Enciclopedia de la Ciencia: Aves. Karen Stastny. Tikal.








Inglés: Common Sandpiper.
Francés: Chevalier guignette.
Alemán: Flussuferläufer.


4 comentarios:

  1. Hola Adán. fabulosas fotos, como siempre, no pierdas tu pasión por las aves.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Por si fuera interesante o de utilidad para ti, para tus compañeros de rutas o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    plantararboles.blogspot.com.es
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando semillas producidas por los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...