POLLA DE AGUA (Gallinula chloropus chloropus)


Polla de agua (Gallinula chloropus chloropus)





La polla de agua, Gallinula Chloropus, es un ave terrestre y nidífuga, del orden de los Ralliformes, que pertenece a la familia Rallidae. 


Si bien habita en todos los continentes, salvo la
Antártida y Australia, la subespecie que protagoniza esta ficha, Gallinula chloropus chloropus, se encuentra distribuida por Eurasia y el N de África, así como por los archipiélagos de Canarias, Azores y Cabo Verde. 


Muchos de los ejemplares que han establecido su hogar en Europa occidental y meridional son sedentarios; el resto, al igual que los que habitan las demás regiones del Viejo Continente, emigran hacia regiones situadas más hacia el S o el O durante el otoño, a fin de establecerse en lugares más apropiados para afrontar los rigores del invierno. Es durante esta excursión otoñal cuando muchos de ellos visitan
Canarias, reforzando así la población sedentaria propia de las islas.








La polla de agua es un ave regordeta, de tamaño mediano -mide unos treinta y tres centímetros del pico a la cola y su peso oscila entre el cuarto de kilo y los trescientos treinta gramos- que resulta fácil de reconocer por el escudete frontal, rojo vivo, el pico rojo con la punta amarilla, el dorso pardo oscuro y el plumaje negruzco de buena parte del resto del cuerpo. Sus patas son verdosas y presentan un anillo rojo en su  parte superior, en la zona desnuda de la tibia-tarso.


Los individuos jóvenes poseen plumaje pardo oliváceo, exhibiendo pico y escudo frontal verdosos. El plumaje del vientre es blancuzco.


Nada bien y al nadar mueve la cabeza rítmicamente, sacudiendo de vez en cuando la cola. A distancia se la distingue de la
Focha común porque nada con la cola levantada, lo que permite observar el destello blanco de sus infracoberteras caudales, y por la lista blanca que luce a lo largo de los bordes de sus alas. En ocasiones también bucea.


Levanta el vuelo chapoteando en el agua y una vez en el aire se ve como cuelgan sus patas. Por lo general vuela bajo y, cuando lo hace, no se aprecia la franja alar blanca. Como le cuesta un tanto alzar el vuelo, al sentirse amenazada suele optar bien por sumergirse, bien por huir corriendo sobre la superficie del agua para refugiarse entre la vegetación que crece en las orillas.


Su reclamo consiste en un “cruic” bisilábico, graznante, ronco y penetrante.









La polla de agua es un animal omnívoro que se alimenta tanto de animales, invertebrados acuáticos, como de las partes verdes (hojas y brotes) de las plantas acuáticas, así de aquellas que flotan en el agua como de las que crecen en las orillas y bordes de las charcas y riberas en que habita, y de sus semillas. 


Ocasionalmente, en Canarias se la ha visto alimentándose de pequeños vertebrados, como peces, ranas y renacuajos. De manera excepcional consume, también, lagartos ahogados.








La Polla de agua nidifica junto a las charcas y las presas en que habita. La época de cría se extiende de marzo a julio, aunque varía en función de la latitud del lugar que se considere. En Canarias dicho período parece que es mucho más amplio, pudiendo abarcar de febrero hasta agosto. 


Cuando las aves se establecen en su zona de nidificación, se constituyen las parejas. Luego cada una de éstas reclama para sí un territorio, territorio que le permitirá alimentar y criar a sus polluelos. 


A continuación ambos progenitores construyen el nido. Éste se conforma con las hojas secas de las cañas, los juncos o los carrizos que crecen en las charcas y presas, adquiriendo forma de plataforma. La pareja pone buen empeño en disimularlo entre la vegetación de las orillas, a fin de ocultarlo a ojos de posibles depredadores. Lo normal, como se ha dicho, es disponer el nido cerca de la orilla de la charca, aunque a veces se establece a varios metros de ella o sobre las ramas que flotan en el agua.  Excepcionalmente nidifican en árboles (hasta 8 m) o en nidos abandonados de otras especies.


El número de puestas que se efectúa en cada temporada es de dos, aunque en
Canarias se han llegado a observar tres en un mismo año. Esta es la razón por la que pueden verse adultos  alimentando a la vez a pollos de una puesta, con sólo unos pocos días de vida, y de la anterior, individuos ya juveniles. Por lo que se refiere al número de huevos por puesta, oscila entre seis y diez, seis y ocho en Canarias. Eventualmente, en nuestro archipiélago ha llegado a observarse alguna puesta de hasta… ¡13 huevos!


En
Gran Canaria esta especie cría en ciertos puntos de la zona N (Moya, Tafira, etc) y probablemente también en charcas de la zona centro y sur.








Los huevos son incubados por los dos progenitores, durante un período de diecinueve a veintidós días. Son subelípticos, largos y brillantes, midiendo 46x30,8 mm. Su color es blanco cremoso o blanco verdoso, con manchas castaño, rojo herrumbre y gris. Estas manchas se distribuyen por el huevo de forma casi uniforme.


El polluelo es nidífugo y se le distingue por su plumaje totalmente negro, con irisaciones verdes en el dorso, el pico de color rojo - amarillo en la punta- y unas patas muy grandes. De cerca puede apreciarse la piel azulada del pileo, pues éste –al igual que la órbita de los ojos- se encuentra escasamente emplumado. Al cabo de tres semanas el pico se torna verdoso.


Al principio, el pollo es alimentado por el padre y la madre, de tal manera que  al cabo de unos pocos días abandona el nido.  A las seis o siete semanas ya es capaz de volar, siendo totalmente independientes entre los cincuenta y dos y los noventa y nueve días de la eclosión del huevo, habiendo los ornitólogos establecido la media en torno a los setenta y dos días de ésta.


Es probable que la mortalidad de los polluelos sea elevada, pues los de corta edad son el objeto de la depredación de gaviotas, gatos y ratas. De esta manera, lo normal es que se emancipen uno o dos juveniles por puesta.








La polla de agua gusta de los ambientes húmedos, tales como los que ofrecen las charcas, los lagos y los ríos de curso lento, con tal de que todos ellos se encuentren bordeados de una densa vegetación palustre (cañas, juncos, tarajales y otros). De la misma manera, también se la puede ver en barrancos con cauce de agua si cumplen con las mismas condiciones. Por último, cabe la posibilidad de observarla en ambientes artificiales, tales como presas y embalses, así como  en los estanques de los jardines públicos.


Canarias cuenta con una población sedentaria de pollas de agua, aunque se trata de un ave escasa y muy localizada. Se la puede ver en Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife y la Gomera, dándose la circunstancia de que, en ocasiones, la población local se ve incrementada por migrantes.



Por lo que respecta a
Gran Canaria, es un ave abundante y bien distribuida. Se la ve en distintas charcas del N y NE, San Lorenzo, Arucas, Tamaraceite y Teror, en las que podrían estar criando más de 100 parejas. En la Charca de Maspalomas sus efectivos han experimentado un notable aumento y en los últimos años se la ha localizado en algunas presas del S (Don Julian, en San Fernando de Maspalomas; Berriel, el Bco. del Palmito, la presa del Mulato, etc.).

ISLAS CANARIAS





Polla de agua (Gallinula chloropus chloropus) . Foto de Adán López Alemán. Nikon D90 + Nikon.18 - 105 mm / f 3,5 - 5,6 G DX Ed VR. Diciembre 2012

Polla de agua (Gallinula chloropus chloropus) . Foto de Adán López Alemán. Nikon D90 + Nikon.18 - 105 mm / f 3,5 - 5,6 G DX Ed VR. Diciembre 2012

Polla de agua (Gallinula chloropus chloropus) . Foto de Adán López Alemán. Nikon D90 + Nikon.18 - 105 mm / f 3,5 - 5,6 G DX Ed VR. Diciembre 2012

Polla de agua (Gallinula chloropus chloropus) . Foto de Adán López Alemán. Nikon D90 + Nikon.18 - 105 mm / f 3,5 - 5,6 G DX Ed VR. Diciembre 2012








Lo aquí expuesto se ha entresacado de los cinco libros reseñados más abajo. Los tres primeros son lecturas obligadas si realmente estás interesado en las aves de nuestro archipiélago. Resultan amenos, teniendo en cuenta el tema que tratan, y los tres se hallan profusamente ilustrados. 


- Guía de las aves de las Islas Canarias. José Manuel Moreno. Interinsular canaria.
- Aves del Archipiélago Canario. Aurelio Martín y Juan A. Lorenzo. Francisco Lemus Editor.
- Historia natural de las Islas canarias. David & Zoë Bramwell. Editorial Rueda.
- Enciclopedia de la Ciencia: Aves. Karel Stastny. Tikal.
- Atlas ilustrado de las aves de España y Europa. Varios autores. Editorial Susaeta.


Los dos últimos libros, por su parte, hacen una rápida reseña de las aves y su mundo, resultando muy útil para hacerse con una visión general de la “vida y milagros” de estos animales.










Inglés: Moorhen.
Francés: Poule d´eau.
Alemán: Teichhuhn.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...